Blog

Joyas reales: la colorida colección de Wallis Simpson, duquesa de Windsor

15 Enero 2021

En esta nueva entrada os hablamos de la que probablemente sea una de las colecciones de gemas más maravillosas del siglo XX: Wallis Simpson, archiconocida por provocar la abdicación de Eduardo VIII, amasó gracias a regalos y encargos una gran cantidad de joyas de marcas como Cartier, Van Cleef & Arpeels o Boucheron.

¿Queréis conocer las más representantes?

El anillo de compromiso para Wallis

Para nosotros es importante empezar con esta sortija: no fue la primera joya regalada por el entonces rey de Gran Bretaña y Emperador de la Inida pero si una de las más trascendentales. Ésta marcaría el divorcio de ella con su marido y acabaría llevando a Eduardo a una inminente abdicación al trono.

Su morfología sorprende en cuanto a la elección de la gema central: es muy habitual que se escoja un diamante, debido que al ser una piedra preciosa resistente, pueda ser lucido a diario. Pero no, David (nombre familiar de este breve monarca) fue rebelde hasta en la pedida y decidió encargar un anillo con una gran esmeralda central: tallada en forma rectangular, tenía un peso de 19,77 quilates e iba flanqueada por diamantes talla bagette. El diseño fue realizado secretamente por Jaques Cartier, director de la sucursal de Londres, y fue entregado a la futura Duquesa de Windsor el 27 de octubre de 1936. 

Broche en forma de flamenco

Este broche nos sirve, después del clasicismo del accesorio anterior, para introducir la fantasía que tanto gustaba a los ya Duques de Windsor. A finales de los años 30' la pareja confiaba plenamente en el gusto de Cartier, pero sobretodo en Jeanne Touissant, directora creativa de aquella época. Después de visitarla, surge la idea de crear un broche con tal exótica criatura. La joyera, que también idearía la famosa pantera Cartier, encargó a Peter Lemarchand la realización del broche: para ello engastó una gran cantidad de rubíes y zafiros en su plumaje y con un trabajo perfecto y milimétrico el cuerpo fue recubierto con diamantes pavé. La primera vez que la lució fue en un evento en 1940 en el Hotel Ritz de Madrid. En 2010 fue sacada a subasta en Sotheby's por un precio de salida de 1.500.000$.

Las panteras de Cartier

Seguimos con exotismo, esta vez con el rey de los felinos. Muchas teorías han girado alrededor del motivo de la elección de este animal, pero una de ellas es la que sostiene con más solidez: desde 1478 la cabeza del leopardo ha coronado la marca real de la London Town y ha sido por lo tanto, un símbolo del Rey de Inglaterra. Con este regio origen, se sabe que Eduardo VIII, en esa época ya Duque de Windsor, influyó mucho en la creación de piezas con dicha forma.

A partir de 1940 ya apreciamos en el joyero de Wallis una espléndida pulsera en brillantes blancos y negros con una pantera recostada, y en 1949 la marca francesa realizaría uno de los broches más usados por la protagonista que hoy nos concierne: el broche de la pantera de diamantes y gran zafiro. El gran felino de este alfiler aparece agachado en una pose realista, listo para saltar sobre la luna representada sobre un gran zafiro estrella cabujón perfectamente redondo que pesa 157,35 quilates.

Démi-parure en rubíes y diamantes de Van Cleef & Arpeels

Este fue también uno de los primeros regalos que David le regaló a su amada Wallis. Se trata de un gran conjunto formado por un collar, broche en forma de hojas y pulsera. El primero destaca por su increíble diseño en forma de borlas móviles, y las otras dos piezas tuvieron una innovación única en esa época: la marca francesa patentó el "engaste invisible" para dichas gemas, creando un efecto visual impresionante. Como recuerdo de su amor, la joyería grabó en el collar "My Wallis from her David 19.VI.1936".


Pendientes blanco y negro

Tal vez estos pendientes fueran uno de los más importantes a nivel sentimental para la duquesa: son los que utilizó para el funeral de su marido en 1972. Durante la semana siguiente Wallis no se desprendió de estas perlas ya que fue fotografiada por un paparazzi en el balcón de Buckingham 7 días después, donde se alojaba de manera privativa e invitada por Isabel II. Su interesante diseño fue realizado en 1957 por Van Cleef & Arpeels, cuando la pareja estaba destinada en las islas Bahamas como embajadores del Reino Unido. Exactamente se trata de dos perlas naturales, una blanca y otra negra, de unos 18,2 mm cada una engastadas y rodeadas por diamantes talla brillante.


El conjunto de amatistas y turquesas

De nuevo nos encontramos frente un set que consta de un collar, anillo y pulsera de nuevo realizado por la casa francesa Cartier en 1947. Considerada una de las joyas más queridas por la duquesa, los lució en las cenas y encuentros más importantes. Cartier diseñó el collar "Draperie" en un estilo de inspiración india. Cuenta con 29 amatistas de talla escalonada, cabujones de turquesa y diamantes de talla brillante, de los cuales se deja caer una gran amatista en forma de corazón en el frente. Engastadas en oro, las piedras preciosas están suspendidas por una cadena de oro en forma de cuerda. El duque de Windsor eligió personalmente todas las piedras preciosas excepto la turquesa. La duquesa estrenó esta impresionante pieza en junio de 1953. Con un vestido palabra de honor, lució el collar y los pendientes a juego en el baile de Gala a l'Orangerie en Versalles. El collar se vendió más tarde en una subasta de Sotheby's en Ginebra en 1987 por $ 605,000 después de la muerte de la duquesa en 1986. La pulsera a juego se diseñó con 5 filas de amatista y 2 filas de cuentas de turquesa con un cierre en forma de estrella. El broche tenía una amatista de forma hexagonal acentuada por un borde de turquesa y diamantes. El anillo fue diseñado y creado sobre la base de los dibujos originales de archivo de la pulsera.

 

Collar de la Reina María

Esta es una de las joyas con procedencia real: cuando muere el padre de Eduardo, Jorge V, la mayor parte de joyas fueron repartidas entre los York, Kent y Gloucester. Como era lógico, el futuro rey recibiría la mayor parte de tiaras, collares o brazaletes importantes, para representar al Reino Unido. Una vez los Windsor abdican y renuncian al trono, hubo un grave problema en qué les pertenecía y qué no. Por ejemplo Balmoral y Sandringham tuvieron que ser compradas por los duques de York, los futuros monarcas, pero con las joyas algo distinto ocurrió. Se intento encarecidamente que David y Wallis no se llevaran consigo piezas que pudieran ser asociadas a la corona y por ese motivo los futuros reyes Jorge VI y Elisabeth compraron la mayor parte de accesorios en metálico. 

Aún así siempre existen las excepciones: el collar de perlas de la Reina María. Dice la leyenda, que fue regalada a su hijo como intento de reconciliación, tanto con él como su esposa, la qual nunca conocería. Compuesto por 28 perlas naturales graduadas desde aproximadamente enormes 16,8 a 9,2 mm. El collar se completa con un broche ovalado engastado con 2 diamantes talla esmeralda que pesan aproximadamente 2,00 quilates y 2 diamantes en forma de fantasía que pesan aproximadamente 1,00 quilates, bordeados por 20 pequeños diamantes redondos de aproximadamente 7 quilates y una longitud de 14 pulgadas. El cierre firmado está firmado por Cartier, Paris.

¿Te interesa hacer una tasación gratis de tus joyas?

 ¡Vende en subasta con Subarna!

Leer más

Arte contemporáneo en Irán: la increíble colección amasada por la emperatriz Farah Diba

07 Enero 2021

A los conocedores de la situación politico-social de Medio Oriente les habrá chocado el titular de este artículo. ¿Arte contemporáneo en un país Teocrático? ¡Pues sí! Una de las cosas positivas de la "Revolución Blanca" promovida por el Shah de Persia fue la integración del arte moderno en un país muy atrasado en esa materia. Pero, ¿cómo se gestó? ¡Os lo contamos!

Orígenes

Jackie Kennedy, los Emperadores de Persia y JF Kennedy en 1962. Paul Slade/Paris Match via Getty Images.

En 1975 el emperador de Persia asistía invitado en visita de estado a la Casa Blanca con su deslumbrante tercera esposa Farah Diba. Culta hasta la médula (estudió arquitectura en París) encontró en esta importante cita un inesperado enlace con el arte contemporáneo. A lo largo de la velada le fueron presentados los grandes personajes del momento. Entre ellos estaba un ya consolidado Andy Warhol, el qual le causaría un gran impacto.. Fue así como un año más tarde, éste la visitó en el Palacio de Niarvarán (Teherán) para retratarla con su polaroid. La admiración ya era mutua en ese momento, tanto personal como por el moderno Irán que vio el artista. Del norte de la capital, donde se situaba el complejo Imperial afirmaría que le encontraba gran parecido a Beverly Hills (¿piropo o crítica?). De esta sesión salió un retrato pintado de ella y el encargo de realizar otro para su marido. Pero más importante aún fue la introducción de los Pahlavi en los círculos artísticos de la época. ¿Con qué intención?

Farah y Warhol junto a su retrato en 1977. (fuente: Alamy)

Se gesta un nuevo Museo de Arte Moderno en Teherán

A partir de ese momento Farah ve en la pintura y escultura del siglo XX una oportunidad para abrir al mundo el atrasado Iran de 1970. ¿Pero por dónde empezar? Lo primero fue el financiamento: los petrodólares en esa época corrían como la pólvora por ministerios y ahí la joven emprendedora vio la oportunidad. Desinteresado desde el primer momento, el Shah le entregó un cheque en blanco en forma de fideicomiso a través de la "National Iranian Oil Company" (de la qual se rumorea que ellos eran los principales accionistas). Una vez obtenido el dinero, ¿cómo proceder?. De nuevo los contactos llamaron a la puerta. Asesores de nada más y nada menos que del Metropolitan de Nueva York y de la Fundación Maeght vinieron al rescate y empezaron a organizar la pequeña colección que ya tenian, formada por Picassos, Renoirs o Rodins. 

¿Qué comprar en subastas y cómo exponerlo?

Una obra de Mark Rothko que formó parte de la colección inicial Imperial. (credit: Getty Images)

La colección debía hacerse grande principalmente con artistas vivos internacionales e iraníes: primaron compras en Christie's, Sotheby's y las mejores casas de subastas de pinturas y esculturas Salvador Dalí, Marc Chagall, Henry Moore, Joan Miró o Francis Bacon. Destacan por ejemplo obras de De Kooning, el retrato de Mick Jagger o Mao Tse-tung por Andy Warhol, un desnudo de un hombre en forma de tríptico de Bacon, o varios Rothko en tonos ocres y marrones. Por otro lado Henry Moore sería el protagonista en escultura tanto de exterior como de interior.

Una vez reunida una colección digna (valorada aproximadamente en cuatro billones de dólares) el comité organizador con Farah en la cabeza se dispuso a buscar un espacio óptimo para dicha colección. Cosas del destino (irónicamente, claro está) el proyecto cayó en manos del primo hermano de la monarca, Kamman Diba. Eludiendo esta especie de nepotismo tan típico en las monarquías de Oriente, el edificio fue una verdadera obra maestra, inspirado en la obra racionalista francesa y alemana. Una planta perfectamente configurada y a medida de las obras adquiridas junto con un juego de claraboyas para aportar luz natural fueron los highlights de dicho edificio. La inauguración reunió la crème de la crème mundial en 1977, siendo Nelson Rockefeller uno de los invitados de honor. Farah se ganaría de su amigo Warhol el bien merecido apodo de "Jackie Kennedy Iraní".

El edificio para el Museo de Arte Contemporáneo de Teherán (via Alamy)

La caída de los Pahlavi y el hundimiento del proyecto cultural

En 1979 se organizó una revolución relámpago, promocionada por islamistas radicales y el Ayatollah Jomeini que cogió por sorpresa a un Shah de Persia que no había cumplido todas las promesas modernizadoras del principio de su mandato. El dinero, como decíamos al principio del artículo, fluía, pero no llegaba a todos los estratos sociales. La propia emperatriz Farah afirmó desde el exilio que "lo que al principio fue una bendición (los petrodólares) luego fue su gran problema". Así distintos grupos, ayudados por la URSS irrumpieron en el gobierno Iraní, obligando a todos los Pahlavi exiliarse, marchándose casi con lo puesto (y una fortuna en Suiza estimada en 30.000 millones de dólares). Atrás quedó el proyecto de mejorar y enriquecer el museo y crear un verdadero epicentro cultural en el centro de Asia. Lo peor de todo llegaría con la radicalización del nuevo gobierno teocrático: las obras consideradas ofensivas como "Gabrielle con la blusa abierta" de Renoir o las de carácter homosexual de Bacon serían guardadas en el sótano del Museo Imperial. La mayor parte de la colección sería sustituida por escultura y objetos persas milenarios y no sería hasta los años 90 y 2000's que poco a poco ciertas obras serían recuperadas. La última vez que salió del país fue en 2016 en Berlín y visitada con cierta nostalgia por la ya ex-emperatriz.

Los emperadores de Irán minutos antes de embarcarse en su exilio.

Leer más

8 pasos básicos que siguen nuestros expertos al realizar una tasación de arte

22 Diciembre 2020

Desde que en el siglo XVII la casa de subastas Stockholms Auktionsverk fundara en Estocolmo, el mercado del arte ha marcado sus tempos a través de un solo acto acto: la tasación. Por este motivo, desde el equipo de comunicación y marketing os queremos contar de forma amena los pasos que siguen nuestros expertos cuando tasan una obra. Tomemos como ejemplo una obra de la que estamos muy orgullosos de su venta: "El templo de Horus" de Karl Giradet, vendido por 75.000€.

 

1. La Confianza

Este no es uno de los pasos a seguir, pero si que es el previo a que alguno de nuestros clientes solicite una tasación gratuita de antigüedades con Subarna. Semanalmente recibimos decenas de llamadas para realizarlas previa recomendación de cedentes que han vendido exitosamente obras con nosotros. Sin este factor, ¡no seríamos nada!

 

2. Primer contacto con la obra: ¿Tiene autor?

Una de las primeras preguntas que nos hacemos es si la pieza con la que nos encontramos delante tiene autor, y es verificable. En el caso de la obra que os compartimos hoy, contenía firma y fecha, incluso descripción de la escena. Todas estas pistas nos ayudan a localizar miles detalles que tendrán una importancia vital en el momento de hacer una propuesta económica.


[*CITA*] 

3. ¿Podría ser una réplica?

Es importante, que teniendo autor o no, nos preguntemos siempre si esa obra artística es una réplica o no. Para eso examinamos concienzudamente varios factores, como el soporte, el estilo, etc. y consultamos por otro lado los catálogos razonados que existen del autor. En el caso de el óleo de Karl Giradet supimos que era original ya que durante su viaje a Egipto realizó dibujos y litografías de carácter similar. Por tanto la obra que subastamos, salió a la luz gracias a esta investigación.

 

4. El tamaño importa

Nos encontremos frente a una pieza de plata, un cuadro o incluso una joya, el tamaño importa. En el caso de este óleo importó muchísimo. Giradet cotiza en el mercado del arte con obras de tamaño medio y pequeño, pero nunca de gran tamaño. Por este motivo, su liquidez en subastas rondaba entre los 5.000€ y los 6.000€. En nuestro caso, con un lienzo que medía 110x140cm fue muy previsible un remate alto.

 

5. La estética de la obra

Aunque parezca algo relativamente obvio, que una pieza sea bonita o poco agradable influye en su comercialidad, y si contiene elementos históricos también. La valoración del Templo de Horus en este sentido cumplió los dos factores. Por una lado la vista es extremamente bella y contiene una composición llena de detalles. Por el otro, representa la visita de S.A.R el Duque de Montpensier a dicha parte del mundo, representando uno de esos sucesos que en la mitad del siglo XIX eran considerados exóticos.

 

6. La procedencia

Es un factor que nos ofrece credibilidad y prestigio a la obra. Cuando tenemos información de en qué galerías o anticuarios han sido adquiridas esas obras, o de qué familias han formado parte, vislumbramos hasta qué punto esa obra ha sido importante durante toda su vida artística. Es una de las partes más personales y confidenciales de la tasación (por este motivo entenderéis que no revelemos nada del óleo del que os hablamos hoy).

 

7. Su situación en el mercado actual

Es uno de los puntos más relevantes en el momento de establecer un precio definitivo a la obra. En este aspecto hemos de tener en cuenta cómo se han vendido en los últimos años obras similares del autor en portales externos y consultar qué liquidez tiene el lote. ¿Es alta o baja la tendencia? tener en cuenta hacia dónde va la curva es importante. En este sentido pudimos ver que la curva de las obras de Giradet era alcista, y por ese motivo pudimos establecer un precio de salida moderado (a la espera de una subida considerable). 

 

8. Determinar el precio final de salida

Cuando conjugamos todos estos factores a la vez es cuando ofrecemos una oferta al vendedor para saber si querrá vender con nosotros o no. Para Subarna prima siempre la honestidad y buen hacer y por esto siempre procuramos ser realistas en el momento de proponer una salida por un lote. Con ello intentamos siempre que el vendedor saque el mayor partido a su lote o conjunto de lotes.


¿Convencido/a de vender obras a subasta con nosotros? 

Haz click aquí y realiza una tasación gratis con Subarna

Leer más

El sector del automóvil entra en las Subastas barcelonesas de la mano de Subarna

21 Diciembre 2020

En nuestra última licitación del 17 de diciembre nos introdujimos en este sector con el mítico Mercedes-Benz 230 SL “Pagoda” del año 1965.

El 17 de diciembre apareció como cita obligada en las agendas de todos aquellos que se consideran amantes y expertos del automovilismo: tras varios éxitos cosechados en el ámbito de la pintura, joyas y las artes decorativas, hemos querido seguir el ejemplo de algunas salas internacionales e introducirnos en el mundo de los coches clásicos. Por ese motivo pusimos a subasta un modelo tan mítico como el Mercedes-Benz 230 SL “Pagoda” de marzo de 1965. Según confirma Vicente Climent, director de admisiones de la casa, este es sólo el primer coche de varios admitidos a subasta en los últimos meses. Nos confirma que irán saliendo paulatinamente a lo largo del año 2021.