Blog

Temporada 4 de "The Crown": aciertos y errores artísticos de localización

20 "Noviembre" 2020

Desde Subarna nos declaramos fans incondicionales de la serie de Netflix The Crown, basada en la vida de la familia real británica. Partiendo de los años 40 en su primera entrega, la 4ta temporada se sitúa en los 80's. Durante estos últimos años hemos podido apreciar increíbles interiores que nos han dejado absolutamente boquiabiertos, todos ellos representando las residencias reales.

¿Pero qué aciertos y errores contienen esas localizaciones? Algunos son más graves que otros, ¡vamos a investigarlos!

Kensington Palace, residencia de la princesa Margarita y los príncipes Carlos y Diana. 

Para este importante complejo palaciego se han mezclado localizaciones interiores y exteriores con platós. Por ejemplo el típico exterior de Kensington, con ladrillo inglés marrón/rojizo se ha usado muy acertadamente el Wellington College de la Sommerset Boarding School. Si por algo destaca la residencia principesca es por su entramado de patios y patinejos y su tortuosa planta asimétrica, y ese colegio se adecuaba a la perfección. 

Wellington College de la Sommerset Boarding School ( Fuente: Wellington College de la Sommerset Boarding School) Abajo uno de los patios de Kensington Palace (Fuente: Pinterest)

Los interiores tampoco nos han decepcionado para nada: en lo que concierne a la residencia de la princesa Margarita, el apartamento número 10 de Kensington, se ha usado un plató para su salón privado y vestíbulo. Los objetos personales nos han remitido muy acertadamente al gusto de ella, extravagante y pomposo, donde los muebles chinoiserie del XVIII predominaban en conjunción con el mueble georgiano de época George III y regency. Por otro lado Netflix nos ha regalado una vista de su drawing room (la sala de recepción), elegantemente decorada con pintura de old masters y una mezcla de mueble francés estilo Maison Jansen. Esta mezcla nos ha parecido más que acertada si nos basamos en fotos existentes de la época. El único error que encontramos en estas recreaciones era la predilección que tenía Lady Snowdon por los entelados estridentes y de estampado profuso tal y como se puede apreciar en algunas de las fotos.


El salón de la Princesa Margarita en Kensington Palace (Fuente: Pinterest). Abajo el dormitorio recreado en The Crown. Véase en las dos imágenes la fantasía en los elementos decorativos. (Fuente: blogspot.com)


En lo que concierne al apartamento de Lady Di, hemos encontrado la antítesis al anterior sección: tonos pastel, muebles George III. y texturas y telas de lo más soft. De nuevo, y basándonos en fotos de la época, damos el OK a los productores de The Crown por esta magnifica recreación.

 

Buckingham Palace, una mezcla complicada

La Green drawing room en el Palacio de Buckingham (fotografo: Ashley Hicks. Fuente: Vogue)

En este caso debemos ser más críticos con algunas localizaciones escogidas para esta última temporada. Pero empecemos con aciertos ya elegidos en anteriores entregas de la serie: los interiores de Lancaster House para ilustrar las State Rooms del famoso palacio real londinense se adecuan a la esencia de la época regency y victoriana. La escalera principal o las distintas "drawing rooms" o la "portrait gallery" contienen la majestad festiva tan típica del estilo George IV y primera etapa del reinado de la reina Victoria.

 

Uno de los drawing rooms en la primera temporada (fuente: the crown at Lancaster house (screen-it.com)

¿Entonces dónde encontramos discrepancias con producción? precisamente en los interiores que se salen de esos dos últimos reinados, principalmente si son temporalmente anteriores: en esta temporada se ha usado Wilton House y Wrotham House, dos casas eminentemente de los siglos XVII y XVIII. El comedor de gala, la biblioteca y algun que otro salón de estas casas se han colado en esta temporada y nuestros ojos lloraban solo de verlo: interiores de la época George I y George II han representado Buckingham, con típicos capiteles dorados interrumpidos tardo-barrocos, frescos italianos en las bóvedas, o pinturas de época Estuardo. No podemos olvidar que Buckingham Palace fue un palacio concebido principalmente por el arquitecto John Nash en las primeras décadas del siglo XIX, después de que el extravagante George IV aplicara ciertas formulas decorativas en su casa privada, Carlton House. La seriedad del barroco no cuadra ni por época ni estilo para nada con la festividad de la regency era y décadas posteriores, y desde Subarna estamos en desacuerdo con esas localizaciones. Comprendemos la intencionalidad de querer representar la grandiosidad e historia de esos espacios, pero no compartimos ni el gusto ni la esencia elegida.

Uno de los grandes errores de la serie: escoger Wilton House para recrear Buckingham (fuente: telly visions)

 

Highgrove House, el refugio del príncipe Carlos

Después de ser algo críticos en el anterior punto, volvemos a dar un aplauso en la localización escogida para Highrove House, en este caso Somerley House. El príncipe de Gales escogió como regalo de bodas el típico "Country State" georgiano localizado en el ducado de Gloucester: simetría en las pilastras, cornisas llenas de elegancia en su fachada, y jardines irregulares combinados con formales. Para ello adjuntamos una comparativa de las dos propiedades que creemos muy acertada. Los interiores sencillos y depurados con piezas llenas de historia corresponden también al gusto de Highgrove.

Highrove House (Fuente: Rezdy). Abajo, Somerley House, recreación de dicha casa en The crown (Fuente: Yahoo Finance).

 

Castillo de Balmoral o el triunfo del estampado tweed

En esta temporada hemos sido introducidos en una de las casas más unidas a los Windsor, el castillo de Balmoral. Ahí es donde cada verano toda la familia al completo se reúne para pasar los veranos cazando, de picnic y asistiendo a actos locales llenos de folklore. ¿Qué podemos decir de las localizaciones escogidas? En este caso estamos de nuevo ante un nuevo acierto. El efecto cozyness lo han captado con los arquetipos de este castillo: alfombras, cortinas y vestimenta todo en estampado tweed (Sarah Fergusson y Lady Di criticarían esta obsesión en varias entrevistas), una decoración con predominio de maderas oscuras, y en definitiva ambientes sin una pretensión palaciega. Sin duda un lugar al que llamar "home".

Uno de los salones de Balmoral (Fuente: Scene Therapy). Abajo  un interior de Adverikie Castle, representando dicho castillo en la vida real (Fuente: The Tab)

Leer más

¿Por qué Rolex es la mejor inversión en relojería en 2020?

06 "Noviembre" 2020

Hoy nuestros expertos en relojes y joyas te explican, modelo a modelo, la progresión en la cotización de mercado de la relojera suiza fundada en 1906. ¡Comprar Rolex siempre es inversión asegurada!

¿Por qué Rolex?

Durante los últimos 20 años invertir en relojería se ha convertido en uno de los valores más seguros tanto en el mundo de las subastas como en la compra-venta de relojes. Algunos modelos han alcanzado los millones de dólares en Sotheby's y Christie's cuando en su origen solo costaban unos cuantos miles. ¿Pero por qué Rolex es de las marcas que mejor se ha postulado en este campo?

Cuando nació la marca, no era para nada lo costosa que es ahora. Hasta bien entrados los años 60 la gama de precios era media, ya que la producción era alta y la demanda también. Fue a partir de los 70, que con la entrada de otras firmas se dieron cuenta que tenían que elevar el caché de sus relojes. La producción se redujo los siguientes 20 años en más del 50% y mejoraron las calidades (véase la introducción del cristal de zafiro): gracias a esto, comprar o vender un Rolex se ha convertido en la inversión perfecta a largo plazo, sea en modelos más sencillos o complicados (los llamados por la marca profesionales). Ese proceso se llama "luxurification".

Incrementos modelo a modelo

Submariner, el rey de la casa

Este modelo, creado en 1953 para submarinistas profesionales, ha sido uno de los más vendidos. Su atractivo estético, como la solidez como reloj de diario deportivo, ha hecho que en sus casi 70 años de vida haya pasado de valer alrededor de los 500$ en su nacimiento a los 7.900$ en 2020.

De 2019 a 2020: Entre este año y el anterior la subida ha sido del 5,3%, impactando no solo en los distribuidores oficiales, también en portales de segunda mano como Chrono24.

Datejust, la família en distintos tamaños

Este Rolex nació con la firme vocación, en 1945, de indicar el día además de la hora (de ahí su nombre). Realizado solo en oro de 18kt en su orígen, en los años 50 podía ser adquirido por alrededor de los 300$. A día de hoy su modelo más grande (41mm) se vende a entre los 7500$ y los 9500$ dependiendo del material y acabados.

De 2019 a 2020: Este último año su precio ha ascendido un 6%, teniendo el record de toda la casa. 

 

GMT Master II, reloj de altos vuelos

Creado y diseñado en estrecha colaboración con la PANAM, fue lanzado en 1953 para satisfacer las necesidades de pilotos e ingenieros de vuelo de la época. Con una estética que nos recuerda a los diales de un panel de control de un Boeing 707, la idea de Rolex era ofrecer a navegantes y viajeros la opción de tener el doble horario de dos franjas. Con los años todo tipo de públicos ha comprado este modelo indistintamente de su profesión; estilo y funcionalidad se unieron a la perfección. Con un precio de salida de 550$ en 1954, a día de hoy ha pegado el salto a los 9.500$ en su versión de 2019. La más completa y única puede ser adquirida por 38.000€

De 2019 a 2020: Este último año ha tenido un incremento de 4,9%, llegando a los 9.700$.

Day-Date, el Rólex con porte presidencial

En una evolución del date-just, en 1956 Rolex se propone no solo mostrar la fecha, también el día de la semana. En una complicación más que esperada por el público, este reloj se lanzó en oro amarillo de 18k y empezó a ser el favorito de políticos, grandes empresarios y aristócratas. Debido a que varios presidentes de EEUU lucieron en su muñeca esta pieza de relojería, el apodo quedaría elegantemente ligado para siempre a este modelo. ¿Su precio inicial en los 50'? 1800$; a día de hoy dependiendo del acabado ronda entre los 36.000$ y los 63.000$.

De 2019 a 2020: Este año ha pasado de los 36.000$ a los 39.250$

 

Daytona, Explorer II, Sky-Dweller...la exclusividad en su mejor expresión

Hay una serie de modelos que por su baja producción, y su exclusiva demanda, tienen listas de espera de años y años. Por tanto, pueden partir de precios relativamente aceptables dentro de la marca (véase el Explorer II, a unos 8000$), pero la espera y la rareza hacen que surja un mercado paralelo: este incrementa sus precios, de tal manera que quien quiera saltarse temporalmente la lista podrá disponer de esos modelos pasar por delante de centenares de personas. Eso sí, ¡estamos hablando por precios al triple y cuatro veces del original!.

Si quieres vender tu Rolex con la Casa de Subastas líder del sector, solicita tu tasación gratuita haciendo click aquí.

 

Leer más

Subarna vende un óleo inédito del pintor y joyero Lluís Masriera

03 "Noviembre" 2020

El pasado 15 de octubre Subarna vendió a subasta más de 800 lotes de los que destaca un paisaje de playa y un estudio previo  del artista catalán perteneciente a la saga Masriera. La segunda de estas destaca por ser muy parecida a una vendida en Christie's hace unos años.

Orígenes e influencias

Una de los cuadros más espectaculares surgidas bajo la influencia del Impresionismo en España fue el cuadro Sombras reflejadas (MNAC, Barcelona), pintado justo hace cien años. Su autor, el polifacético catalán Lluís Masriera (Barcelona, 1872-1958), representó la culminación de una dinastía de artistas dedicada a las artes, aunando en su personalidad las diferentes disciplinas que trataron sus parientes. Si bien cultivó el teatro y la escenografía, actualmente es conocido sobre todo por sus contribuciones en la joyería y orfebrería. Sin embargo, su carrera como pintor se desarrolló de manera paralela, cosechando algunos grandes éxitos, como el lienzo señalado. 

Según Juan Carlos Bejarano, responsable de pintura de la sala de Subarna, sus primeros cuadros son probablemente la mejor manifestación que hubo en España de una pintura Art Nouveau: podemos mencionar aquí una de sus obras maestras al respecto, Bailable (o La danza de los velos) (c. 1907, Fundació Vila Casas -Casa Felip-, Barcelona), de la que Subarna sacó en subasta su estudio previo, y donde podemos observar al óleo aquellas ninfas que tan profusamente representó en oro, esmaltes y piedras preciosas, y con las que actualmente se vincula su nombre. 

 

Sin embargo, sus pinturas más recordadas aparecerían unos años más tarde, de influencia impresionista, y ejecutadas a raíz del apabullante éxito internacional que consiguió con el título mencionado al principio. Expuesto primero en Madrid, poco después se daría a conocer en el extranjero en el marco de una exposición de pintura española antigua y moderna en Londres. La prensa inglesa lo destacó del resto de obras exhibidas, incluso dedicándole una reproducción a color y a doble página. Pero también la crítica y el público se sintieron subyugados por el atractivo de una tela, que evocaba el mundo ideal mediterráneo yuxtapuesto con el exotismo japonista: Oriente y Occidente se arremolinaban en las arenas de su cuadro y a la sombra de ese enorme parasol. 

El director de un museo inglés, entusiasmado con el cuadro, le propuso celebrar una exposición en torno a este lienzo -acompañado de otros similares, con tal éxito que todos fueron vendidos casi inmediatamente. Todo ello provocó que un editor de allá le propusiera la adquisición en exclusiva de los derechos de reproducción de la obra: temeroso de que la utilizara para usarla para vender cualquier tipo de producto, al final resultó que todo el mundo se apropió de ella sin su permiso, y de ahí que esta imagen, potenciada por un tour expositivo internacional que la llevó de Londres a Japón, fuera plagiada de Alemania a la India, de California a Francia, en todo tipo de soportes, desde un abanico a carteles de promoción turística. 

Una obra inédita a Subasta